Thursday, January 24, 2019

EL TOMATE Y EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO. guantánamo, Cuba.



DE TOMATES Y EL INTERNACIONALISMO PROLETARIO


  Yo presencié la mayor cosecha de tomates allá por el año 87 del Valle de Caujerí. 

  Rastras y rastras hacían fila para transportar el fruto a toda la isla. Tomates en el desayuno, tomates en almuerzo y tomates en la cena. El pueblo veía Tomates hasta en sus peores pesadillas. Tenían sueños de que un tomate gigante, con ojos saltones, boca grande con dientes filosos los perseguía por todos lados. Existía como un delirio del tomate. Más tarde el psiquiatra del pequeño Hospital de San Antonio del Sur llamó a la epidemia como FOBIA AL TOMATE, pero en ningún tratado de Salud Mental se menciona ese aporte del modesto médico guantanamero- un año después se suicido dicho psiquiatraomando un mejunge de tomate, queroseno y sosa caustica. Silenciosa víctima de Castro que desarrolló algún tipo de psicopatía- 

  Y Fidel Castro  no pudo aprovecharse con fines de propaganda de la gran cosecha de Tomate del Caujerí. Otras cosas más internacionales preocupaban su Complejo de Autoridad máxima mundial. En el país de Angola las tropas angoleñas-cubanas retrocedían ante el enemigo angoleño-sudafricano. Castro dejó el tomate a un lado y se ocupó personalmente-y con sus aduladores militares-del asunto. Envió más soldados cubanos a luchar a un país extranjero para ganar la guerra al precio que fuera necesario.

  Resultado: la batalla de Cuito Coanavales hizo retroceder a los soldados enemigos de la UNITA  a sus posiciones del otro lado de la frontera angolana. Fue un triunfo del “Internacionalismo proletario” o sea, de  la injerencia foránea –cubana-en otros países.....

  
  
TODOS A PROTESTAR POR LA PLAYA DE YATERITAS EN GUANTÁNAMO. UN ABANDONO TOTAL.
  

  ¿Quién no que ha vivido en Gtmo hace unos años y no se ha bañado en la famosa Playa de Yateritas?  Famosa para todo el pueblo  guantanamero, aunque su cercanía con la base naval americana no se disfrutaba en toda su extensión y no solo geográfica.

    Existía un puesto policial al extremo oeste de la playa que impedía el paso a todo cubano no militar, con armas al hombro y rictus faciales severos.

  Yo escribí en mi blog hace algunos meses “Una Vaca en una Playa cubana” que resumía el hambre que pasaba el pueblo en pleno periodo especial. Una joven vaca apareció nadando cerca de la orilla y todo el mundo-había mucha gente por el calor sofocante en la ciudad provincial-la espantaba con gritos para que se ahogara y así aprovechar la carne de res que había desaparecido de las carnicerías cubanas. Unos jóvenes hasta se lanzaron al mar cuchillo en mano a ver quiénes eran los primeros en atajar al rumiante y sacrificarlo allí mismo.

  Pero la vaca corrió por la otra orilla en la zona fronteriza. Dicen que pidió asilo en la base naval y explicó con su mugir que los cubanos eran unos asesinos y quería huir de ellos. El asilo fue concedido –dicen que ahora vive en Miami  en un corral con marido bovino y todo y que espera su segundo bebe, digo  ternero, y que se siente feliz-  parte del pueblo se quedó sin consumir la preciada carne vacuna.

  Ahora me entero que la playa Yateritas está destruida, por abandono de las autoridades.

    Diaz- Canel en su pasado recorrido por Baracoa, San Antonio del Sur y Guantánamo, por la ruta que tomaron los libertadores mambises de la patria y con el propósito falso de observar de primera mano – mano no, garras capaz- , no se fijó en el estado de la playa. Claro, no era un lugar turístico ni tiene grandes hoteles como los Meliá de Varadero y la Habana, solo se fijó en la producción de tomates del Valle de Caujerí cercano.

  
  
   He aquí como las cosas no suceden por puro gusto o están relacionadas: de un simple tomate, una población atribulada por pesadillas de mostros tomatudos y la guerra de Angola-como dijo STEFAN SWAIT: pequeños detalles determinan cambios radicales en el mundo-

  Sé de primera mano que los médicos que estaban en Angola ejercitando su profesión en pacíficos pueblos los enviaron a la Famosa Batalla de Cuito… A los que se negaron por decir que habían venido a Angola a ayudar a los pobres y no a una batalla de verdad para la cual no estaban preparados, los devolvieron a Cuba con “una mancha en el expediente”. No pudiendo aspirar a cargos superiores en sus respectivas especialidades o a no recibir el derecho a comprar un auto soviético. Muchos médicos conocí condenados al ostracismo más abominable y sin poder quejarse.

  Parece mentira pero en la historia hay pequeñas detalles que deciden como cambiar de colonizador: de los portugueses a los cubanos.

  Los angolanos desde ese día dicen que no han tenido otro país colonizador mejor que Cuba: les trajo igualdad a todo el mundo: todos eran pobres y miserables ante la nueva constitución que se firmó al poco tiempo en la República de Angola.    
   
  Cuando llegaron los restos de los soldados cubanos muertos en Angola Fidel se dijo: gracias a la bondadosa cosecha de tomates que no me distrajo en mis ansias de conquistas en otros pueblos del mundo.

  Solo mencionó brevemente en un discurso que un “Futuro Luminoso” esperábamos en la isla.

  La tierra del Valle de Caujerí quedó arrasada por muchos años. Era tanto  el fertlizante sovietico e hiervicidas para obtener una zafra de tomates record, que ni la malesa creció más por largos años.

Y volviendo a la playa.

  Como esa playa es para  el pueblo sencillo del cuarto mundo  no tiene importancia. El deterioro en que se encuentra según las fotos de una  chica en FB es asombroso.

  Y de ahí, exhortamos a cientos de guantanameros que nos proponemos quejarnos a todos los niveles para que restauren para al pueblo nuestra única playa.

   Muchos recuerdos nos trae dicha playa, de nuestra niñez, de la adolescencia y cuando ya éramos adultos con hijos.

  Eso es por ahora lo que podemos hacer. No sé el Twitter de las máximas figuras de ese gobierno que persisten en el fracaso.

    Nuestra playa será salvada aunque sea para nuestros nietos que algún día volverán a Cuba y preguntarán ¿Cómo se divertían nuestros abuelos?

   -En esta playa, hijos, en esta playa llamada Yateritas por nuestros ancestros.

  Averigüé el Tweeter de Diaz-Canel: @DiazCanelB
    

                      Orlando Vicente Álvarez         
  
  Averigüé el Twiiter de Diaz-Canel: @DiazCanelB
    


                      Orlando Vicente Álvarez         

No comments:

Post a Comment