Tuesday, March 19, 2019

MOISES: EL GRAN LIDER DEL PUEBLO HEBREO

 Image result for moses photos 


 MOISES: EL GRAN LIDER DEL PUEBLO DE ISRAEL

     Fragmento de la Novela: LOS DIOSES TAMBIÉN RÍEN.

   Un día Moisés paseaba sus ovejas por el monte  de Dios- Él tenía diversas propiedades  repartidas por toda la tierra- que se llama Horeb.  El Ángel del Señor  se apareció en forma de  fuego en un arbusto. Como a Moisés le habían enseñado los egipcios  sobre la conservación de los bosques y la quema indiscriminada para  hacer pastizales y sembrar  viñedos, se acercó con cautela  al fuego  y para su sorpresa vio  que el árbol  no se consumía.

   -Qué cosa tan extraña, voy a ver  qué sucede-  se dijo a sí mismo Moisés.

    De pronto  escuchó una voz en hebreo  que gritaba desde el árbol ardiendo:


  -¡Moisés! ¡Moisés!
  - Aquí estoy- dijo desenvainando su espada por si acaso.

   -No te acerques y quítate  las chancletas porque el lugar es sagrado y está   registrado en mis propiedades.

   Y añadió:

   -Yo soy el Dios de tus antepasados.

  -¿Cuáles?  ¿Atan Ra o Tutankamón?

  - No blasfeme. El Dios de Abran, de Isaac y  Jacob.

    Moisés no se acordaba  ni una pizca de esos ancestros.

  _ ¿Pero quienes eran?

  _  A los que hice una promesa  siglos atrás de protegerlos y que sus descendencia  fueran  como las arenas de una playa o como las estrellas.

  _ No te  creo. Dame una prueba.

   Y  de repente la  llama consumió el  árbol  hasta las raíces y hubo como una explosión  muy grande.

   -- Bueno. Está bien mi socio, si tú lo dices- dijo Moisés cauteloso al ver que entre todos los dioses que merodeaban Egipto por aquel entonces se había encontrado uno con los coj… bien puestos.

    -Y ahora tenemos que liberar al pueblo hebreo de las garras del Faraón. SI él no quiere le enviaremos plagas hasta que afloje.

  Pero Moisés tenía dislexia o Digrafías por tanto  era corto de palabras. En vez de decir Dios decia Dius y en vez de Faraón decia Faraun, y le dijo a Dios:

   -Señor, yo no soy fácil de palabras y me enredo al hablar.

  - No importa. Llévate a Aarón contigo y el será tu traductor- Cuando aquello no habían sacerdotes ni nada parecido entre el pueblo hebreo, con sotanas y capuchas como vinieron después.
 
   -Toma la vara que tienes en la mano y arrójala al suelo.
  
  Así lo hizo Moisés y vio horrorizado que la vara se convertía en serpiente y dio tres pasos atrás.
 
   -Ahora toma la sierpe por la cola. No temas.
 
    Y Moisés tomo la serpiente por la cola y esta le mordió una pierna.
 
  -Ahora voy a morir. Por tu culpa Dios.

   - No es mi culpa. Es tu falta de fe.
   
  Y  Moisés tomó al reptil por la cola  y esta se convirtió nuevamente en una vara.

    - Ahora mete tu mano dentro de tu pecho.
 
  -Pero si ando sin camisa solo esta falda plegada sobre mi cintura y el pecho descubierto.
 
   - Entonces métela debajo de la faldeta.

   -Me estás pidiendo mucho. Y si de mi mano sale un alacrán que me aguijonea el miembro que es lo más valioso para un hebreo.
 
   - Ten fe hijo.
 
  Y Moisés metió la mano la mano donde le indicaba Dios y cuando la  sacó, estaba llena de ladillas que lo picaban por todas partes. Y él  saltaba y saltaba de dolor y ardor por las picaduras.
 
   -Dios. No eres tan poderoso como pregonas. Ahora cómo me quito las ladillas.

    - Vuelve a meter la mano en tu entrepierna.
 
   Y  Moisés hizo lo que Dios le ordenaba y su mano salió limpia y la picazón desapareció.

     -En verdad eres un Dios que tiene grandes coj…
 
    -Y ahora ve frente a los hebreos y si no te creen ofrécele las pruebas que te he ofrecido. No te preocupes. Yo estaré contigo respaldándote.

     -Ay Señor yo no tengo facilidad de palabras, se me traba la lengua y no puedo hablar.

      Moisés tenía una  Dislexia  o Disgrafía de cuando el maestro sacerdote egipcio le enseñaba a deletrear la palabra “barco pequeño”  lo hacía mal. Eso parece que obedecía a un trauma de la niñez cuando su madre lo dejó rio abajo junto a cocodrilos e hipopótamos antes de que la princesa lo prohijara.

   Ante esto  Dios se enojó- Dios tenía sentimientos muy humanos cuando aquello-y le dijo:

   -¿Y quién le ha dado la boca al hombre? ¿Quién le da la voz a los mudos, vista a los ciegos y el baile a los zambos?

  - Por supuesto que tú, Señor.-y añadió-Pero ¿Cuál es tu nombre verdadero?

    -YO SOY EL QUE SOY- Dijo Dios con voz a tronante y la tierra tembló

   Nadie a través de los siglos ha logrado interpretar ese nombre de Dios” Yo soy el que soy” Los exegetas, hermeneutas, ontólogos, eruditos de las santas  escrituras, filólogos y miles de charlatanes, empezando por Orígenes,  Pedro Lombardo (m. 1164), Santo Tomas, San Agustín, etc.  Y otros, lo han intentado negativamente- los evangelistas traducen este nombre por “SEÑOR”  así  no tienen que meterse en el embrollo.  Pero qué manera de llamarse así a un Dios que se respete  en vez Crogman, Desametón o El Señor de los truenos y las nubes, nombres tan  poderosos que por lo menos al  pronunciarlo uno tiembla. 

  El tetragramatón utiliza las consonantes- en hebreo antiguo no se utilizaban las vocales o el nombre divino era pecado pronunciarlo- lo llamaron YAVEH o JEHOBAH o ADONAI y ELOIN –para  sembrar más confusión en los siglos siguientes, como si un nombre fuera tan importante y no la fe a un Dios. Pero no, eso sirvió para  dividir a  los hebreos y con los cristianos fue el acabose: un simple nombre hizo dividir el cristianismo en múltiples sectas y denominaciones, mientras tanto YO SOY  EL QUE SOY miraba con burla las guerras que por su nombre se avecinarían en el futuro.



  Para leer más compre el libro en Amazon o bájelo 1.99 dólares.

 O espere que yo publique en mi blog otras  escenas de humor inspiradas en el Pentateuco, porque Yahveh es también un Dios de alegría y buen humor y a las Santas Escrituras no hay que tomarlas al pie de la letra, sino, inspirarse en Dios-Jesucristo, que nos ha proporcionado consuelo ante las penurias de este mundo.  

             Dr. Orlando Vicente Álvarez



No comments:

Post a Comment