Wednesday, December 12, 2018

¿A quiénes nos llevamos cuando morimos?








  ¿A QUIÉNES NOS LLEVAMOS CUANDO MORIMOS?

  Suponiendo que tenemos un Dios Universal que reina sobre todo el Universo conocido existente y según las teorías de Einstein y otros físicos, otros Universos que se suponen en otras dimensiones a los que se llegan por “Agujeros de Gusanos”. Me pregunto:

  ¿Cómo nos verán nuestros seres queridos y amigos ya fallecidos tiempos o décadas atrás?

  Mis dos hermanos murieron jóvenes así como mi padre y mi mejor vecino  que se suicidó a los quince años dejándome un vacío en mi corazón. ¿Nos verán tal como eramos en  nuestra edad al morir? ¿Nos reconocerían por nuestra apariencia pues  nos dejaron hace años?

   La única explicación o creencia  que tengo  es que cada uno  al morir se lleva consigo a todos sus seres queridos en forma de espíritu hacia otros Universos o lo que llamamos Cielo. Como creaturas de  Dios debemos tener infinitas almas para que los que desaparecen  se lleven una actual y así conservar la familia y el mundo donde vivían. Entonces sí sería una nueva vida.

  Mientras los que continuamos en esta vida los lloramos hasta que nos venga la hora final que Dios ha decidido, entonces nos llevamos con nosotros a nuestros  hijos, nietos, familiares y amigos en forma de espíritu hacia esos extraños Universos que solo el Señor conoce.

   Quién sabe si nuestra vida actual no es más que el cuerpo reencarnado de otras vidas y que ya morimos y nos llevamos los amados espíritus de los seres que dejamos atrás.

  Me parece absurda  la idea de que al morir nos reunimos con parientes que no nos reconocerían en un nuevo nuestro aspecto cambiado por el tiempo ni nosotros a ellos.

  Dios existe para siempre. De la eternidad a la eternidad. Pero algo nos dejó: la fe y la esperanza para ver de nuevo a los que amábamos en nuestro corto paso por esta  vida que suponemos real y terrenal. De ahí surgió la esperanza del Paraíso.

  La vida no termina cuando morimos sin que veamos de nuevo a los que amamos aunque el tránsito sea  extraño e ilógico. Pero las leyes de Dios no se miden por la lógica humana sino que tenemos que dejarnos llevar de la mano por su diestra misteriosa.


                                                Orlando Vicente Álvarez 


https://www.amazon.com/Memorias-niño-guantanamero-Guantanamero-Spanish/dp/1520725884   

No comments:

Post a Comment