Wednesday, May 30, 2018

Humor Bíblico: El Verdadero Nombre de Dios

HUMOR BÍBLICO: EL VERDADERO NOMBRE DE DIOS.
      Fragmento De la novela Los Dioses  También Ríen.
      Orlando Vicente Álvarez. 

   Un día Moisés paseaba sus ovejas por el monte  de Dios- Él tenía diversas propiedades  repartidas por la tierra- que se llama Horeb.  El ángel del Señor  se apareció en forma de  fuego en un arbusto. Como a Moisés le habían enseñado los egipcios  sobre la conservación de los bosques y la quema indiscriminada para  hacer pastizales y sembrar  viñedos, se acercó con cautela  al fuego  y para su sorpresa vio  que el árbol  no se consumía.
   -Qué cosa tan extraña, voy a ver  qué sucede-  se dijo a sí mismo Moisés.
    De pronto  escuchó una voz en hebreo  que gritaba desde el árbol ardiendo:
  -¡Moisés! ¡Moisés!
  - Aquí estoy- dijo desenvainando su espada por si acaso.
   -No te acerques y quítate  las chancletas porque el lugar es sagrado y está   registrado en mis propiedades.
   Y añadió:
   -Yo soy el Dios de tus antepasados.
  -¿Cuáles?  ¿ Atan Ra o Tutacamón?
  - No blasfeme. El Dios de Abran, de Isaac y  Jacob.
    Moisés no se acordaba  ni una pizca de esos ancestros.
  _ ¿Pero quienes eran?
  _  A los que hice una promesa  siglos atrás de protegerlos y que sus descendencia  fueran  como las arenas de una playa o como las estrellas.
  _ No te  creo. Dame una prueba.
   Y  de repente la  llama consumió el  árbol  hasta las raíces y hubo como una explosión  muy grande.
   Entonces Moisés  se lanzó al suelo en adoración y temeroso.
  -De verdad  eres  nuestro  señor bendito.
  -Claramente he notado como sufren los hebreos de manos de los egipcios. Veo al pueblo hebreo sufrir su pesada carga y me he apiadado de ellos-hasta ahora Dios permanecía en silencio a ver cuál pueblo le caía en manos- y mira que la población egipcia de aquellos  tiempos tenían pueblos donde elegir- hasta que descubrió al pueblo hebreo- tenían que ser, tranquilos, no protestaban y trabajaban sus obras de esclavos magníficamente. 
   - He escuchado su clamor y el llanto ha llegado a mis oídos. Por tanto, te he escogido a ti para que se presenten frente al poderoso faraón,  y por las buenas,  libere al pueblo Hebreo sino conocerán mi furia. Por tanto ponte en camino para liberar a mi pueblo hebreo y luego  me adorarán en mis propiedades. Luego los conduciré a una tierra rica donde la leche y la miel manan del  suelo y esto lo digo literalmente.
  -¿Y quién soy yo para presentarme frente al Faraón y liberar a los hebreos así como así?
  - Yo estaré contigo.
     Pero Moisés que estaba aún receloso le dijo:
      -El  problema  es que si voy ante los hebreos  y les digo: el Dios de sus antepasados  me ha enviado, ellos  me van a preguntar: ¿Cómo se llama? Y entonces qué les voy a decir.
Dios contestó:
    -YO SOY  EL QUE SOY. Y le dirás a los hebreos: “yo soy el que soy” me ha enviado a ustedes.
    Nadie a través de los siglos ha logrado interpretar ese nombre de Dios” Yo soy el que soy” Los exegetas, eruditos de las santas  escrituras, filólogos y miles de charlatanes, empezando por Orígenes,  Pedro Lombardo (m. 1164), Santo Tomas, San Agustín, etc.  Y otros lo han intentado negativamente- los evangelistas traducen este nombre por “SEÑOR”  así  no tienen que meterse en el embrollo. Pero qué manera de llamarse así a un Dios que se respete  en vez Crogman, Desametón o El Señor de los truenos y las nubes, nombres tan  poderosos que por lo menos al  pronunciarlo uno tiembla.

   Cuando yo era  jovencito después de hacer mis oraciones solo en mi habitación, el Espíritus Santo se apoderaba de mí y me hacía levitar y volar por techo y paredes, entonces comprendía  el significado del nombre de Dios. Lo sé por qué al día siguiente aparecían  todas las bombillas, lámparas y cuadros desparramados por el piso. Y mis padres  fueron con el sacerdote y les dijo- Padre, nuestro hijo vuela por la habitación cuando está poseído por el Espíritu Santo- pero el  buen cura no les creyó. Y yo continué volando por la habitación todas las noches y guardando el secreto del significado del nombre  de Dios. Cuando inicié mis estudios de medicina al parecer  tanta ciencia chocó con mi fe y ya no levité más. El significado del Nombre de Dios desapareció de mi mente  y mis padres se ahorraron una fortuna en bombillas, lámparas y cuadros valiosos.

     - Por Pues Dios o YO SOY EL QUE SOY le dijo a Moisés que fuera con los ancianos de su pueblo.
   -Nadie me creerá Señor.
  -Toma la vara que tienes en la mano y arrójala al suelo.
   Así lo hizo Moisés y vio horrorizado que la vara se convertía en serpiente y dio tres pasos atrás.
   -Ahora toma la sierpe por la cola. No temas.
    Y Moisés tomo la serpiente por la cola y esta le mordió una pierna.
  -Ahora voy a morir. Por tu culpa Dios.
  - No es mi culpa. Es tu falta de fe.
  Y  Moisés tomó al reptil por la cola  y esta se convirtió nuevamente en una vara.
  - Ahora mete tu mano dentro de tu pecho.
  -Pero si ando sin camisa solo esta falda plegada sobre mi cintura y el pecho descubierto.
  - Entonces métela debajo de la faldeta.
    -Me estás pidiendo mucho. Y si de mi mano sale un alacrán que me aguijonee el miembro que es lo más valioso para un hebreo.
  - Ten fe hijo.
  Y Moisés metió la mano la mano donde le indicaba Dios y cuando la  sacó estaba llena de ladillas que lo picaban por todas partes. Y él  saltaba y saltaba de dolor y ardor por las picaduras.
   -Dios. No eres tan poderoso como pregonas. Ahora como me quito las ladillas.
  - Vuelve a meter la mano en tu entrepierna.
   Y  Moisés hizo lo que Dios le ordenaba y su mano salió limpia y la picazón desapareció.
     -En verdad eres un Dios que tiene grandes coj…
      -Y ahora ve frente a los hebreos y si no te creen ofrécele las pruebas que te he dado. No te preocupes. Yo estaré contigo respaldándote.

     -Ay Señor yo no tengo facilidad de palabras, se me traba la lengua y no puedo hablar.
      Moisés tenía una  Dislexia de cuando el maestro sacerdote egipcio le enseñaba a deletrear la palabra “barco pequeño” y lo hacía mal. Eso parece que obedecía a un trauma de la niñez cuando su madre lo dejó rio abajo junto a cocodrilos e hipopótamos antes de que la princesa lo prohijara.
   Ante esto  Dios se enojó- Dios tenía sentimientos muy humanos cuando aquello-y le dijo:
   -¿Y quién le ha dado la boca al hombre? ¿Quién le da la voz a los mudos, vista a los ciegos y el baile a los zambos?
   Por supuesto que tú, Señor.
  - Para hacer mejor las cosas ya  que no confías en ti mismo  voy a enviarte a Aarón el sacerdote, tu hermano, para que traduzca  tus palabras  frente al Faraón. Yo sé que tiene buena labia, explícale todo lo que ha sucedido y que yo también estaré con él.
  - ¿Y yo tengo otro hermano y a la vez sacerdote? ¿Por qué se me habían  ocultado  hasta  ahora?
   _ Porque ahora has conocido al verdadero Dios de tus antepasados y  estás listo para  dejar  tu educación egipcia atrás y ser líder de tu verdadero pueblo. 
  Y ahí es donde aparece en escena su hermano llamado Aarón como en las novelas mexicanas que siempre aparece un familiar que se desconocía.  Este era de la tribu levita o sea de los sacerdotes y toda su descendencia serian sacerdotes del verdadero Dios a quien conocía por  historias antiguas contadas oralmente, pues los hebreos no tenían lenguaje escrito-  era un caso neto de Nepotismo, siempre en la casta  dirigente.      

No comments:

Post a Comment